Información y reservas
Tel. (0034) 91 521 79 28
L – S: 09:30 – 20:00

Te proponemos un viaje a tu medida
Todo para su viaje a Brasil

Chapada dos Veadeiros

¿Por qué elegir Chapada dos Veadeiros para pasar unos días?

Naturaleza – Ecoturismo

Nos encontramos ante uno de los lugares más bellos de Brasil,  sus diversas cascadas y cañones, saltos y valles, altos y bajos, convierten a este lugar un verdadero paraíso, tanto por los aventureros que practican barranquismo y autodescenso como por las personas que quieren solo relajarse y disfrutar de los paisajes naturales. La vegetación es bastante variada e incluye bosques de ribera y sabanas arbóreas y herbáceas. Hay también bosques de galería y más de 25 tipos de orquídeas.

La Chapada dos Veadeiros también es muy conocida por la presencia de cristales de roca que afloran del suelo entre la hermosa flora de la zona. Según las personas esotéricas, es de de esos cristales de donde emana la energía especial del lugar.

Uno de los lugares más increíble de la Chapada dos Veadeiros se encuentra fuera del parque. Es el Vale da Lua, un lugar cubierto por rocas blanquecinas y piscinas naturales que se forman en las depresiones del terreno y en las grutas pequeñas. No menos hermoso, pero completamente diferente, es el jardín Maytrea, con campos de flores, senderos y palmares (mauritia flexuosa) cercados de montañas, un verdadero deleite para los que aprecian la naturaleza.
La región también engloba el importante Parque Nacional de la Chapada dos Veadeiros, que es el hábitat de una gran cantidad de especies amenazadas de extinción, como el venado de las pampas, el ciervo del pantanal, el yaguareté o jaguar, el lobo de crin, el ñandú común, la chuña de patas rojas, el conejo brasileño, el tatú carreta, el oso hormiguero, el carpincho, el tapir, el tucán de pico acanalado, el buitre real y el zamuro negro.

El parque cuenta con un Centro de Visitantes, además de un alojamiento para investigadores y está abierto al público de miércoles a domingos, de 8.00 a 15.00 h, y las visitas deben ser acompañadas por guías. Solo dos senderos están habilitados para el público, uno de los senderos lleva a los cañones 1 y 2 y a la caída de agua conocida como Cariocas. El segundo llega hasta los saltos 1 y 2 del río Preto. Es aconsejable que cada visitante lleve un refrigerio y agua a los paseos.

Vea también